Aunque su música no sea del agrado de todo el mundo, Mariah Carey es una cantante que posee uno de los registros vocales más poderosos y bellos que se encuentran inmersos en el plástico mundo del pop.
Hace poco regresó a la escena musical después de un silencio prolongado por tres años, con un nuevo álbum, cuyo título es la fórmula de la relatividad que patentó Albert Einstein el siglo pasado, E=MC2, y del cual se desprendió su sencillo promocional, Touch my body, que rápidamente se convirtió en su décimo octavo número uno.
Ahora Mariah Carey ha estrenado -con menos pegada- el segundo single Bye bye, el cual sigue con la onda sensual de la diva, aunque musicalmente confirma que E=MC2 como concepto no impresiona más allá de su complicado nombre.